Stories

July 18, 2016

Industrias La Constancia (ILC) está transformando la vida de las personas en El Salvador

“Me siento feliz, mi hija me dicen que ya no hayo que lavar”, expresó María mientras lava ropa en su propio lavadero.

En una vivienda de la comunidad el Chirrinal del cantón Tutultepeque en Nejapa, María lava los manteles y paños que utiliza en su cocina para proteger sus alimentos.  Con alegría nos cuenta cómo la ha beneficiado el proyecto de agua y saneamiento impulsado por Industrias La Constancia (ILC) en el municipio de Nejapa, en El Salvador. Además nos narra la difícil situación por la que atravesó durante muchos años que no contó con agua potable.


“Me siento feliz, mi hija me dicen que ya no hayo que lavar”, expresó María mientras lava ropa en su propio lavadero.  “Antes iba a lavar hasta las vegas, en un lugar que le dicen cabaña y sino a la pila del río” Expresó María.  


“Recuerdo que tenía que caminar 1 hora para llegar a la pila de las vegas y media hora para llegar a la del río. Yo casi siempre iba a la del río en la noche por que estaba más solo, ya que en el día tendía que pelearse por los lavaderos uno”, explicó María. 


También nos expresó lo agradecida que está con Industrias La Constancia (ILC), ya que gracias a ellos ahora  es dueña de su propio lavadero, ya no tiene que caminar por horas y la salud e higiene de su familia ha mejorado. Ahora María, como las demás 2,020 personas del Cantón Tutultepeque, ya cuenta con el recurso hídrico en su hogar. 
 

Continúa leyendo las demás historias sobre cómo el proyecto "Agua para Nejapa" está cambiando vidas.